Somos información, lo que revela nuestra cadena ADN

 
1 SHARES
(Lo lees en 2 minutos)

Algo que nos separa del resto de los seres vivos es nuestra capacidad de razonar: recopilar información, procesarla/analizarla y a partir del resultado, tomar una decisión y usarla para nuestro beneficio.

Si bien es conocido, muchas otras especies tienen la capacidad de aprender y algunas han podido lograr el uso de herramientas, ninguna ha logrado llegar al mismo nivel del ser humano.

Todas estas habilidades, incluyendo la capacidad de aprender, están definidas dentro de la cadena ADN desde el primer momento en que se forma una nueva vida.

Pero, ¿qué es la cadena ADN?

Siglas de ácido desoxirribonucleico, proteína compleja que se encuentra en el núcleo de las células y constituye el principal constituyente del material genético de los seres vivos.  tweet

Las siglas de Acido Desoxirribonucleico suenan a jerga muy científica para la persona común, pero podríamos decir sin equivocarnos que en su forma más simple el ADN es una cadena de información.

Cuando dos individuos procrean, realizan un intercambio de información en el que ambos aportan en un 50% los datos del nuevo ser. Color de ojos, piel, cabello, estatura y hasta detalles como la forma de los dedos son almacenados dentro de cada una de las células que lo conforman.

Pero más allá de las características físicas visibles, detalles intangibles como los gustos, el carácter, talentos, coeficiente intelectual, entre otros, son heredados a partir del material genético donado.

 

Programas de computadoras

Aunque la tecnología ha avanzado al punto de simular inteligencia artificialmente, aún estamos algo distantes de crear una inteligencia capaz de tomar consciencia sobre si misma y tomar decisiones sobre su propio futuro (o tal vez no).

Una de las barreras para que esto suceda es que los programas, tal cual como los conocemos, necesitan de la mayor cantidad de datos para su correcto procesamiento.

La disponibilidad de datos en sí no es una barrera, pero lo que sí lo es, es la capacidad de almacenamiento. Y aunque cada vez podamos almacenar mayor cantidad de datos en dispositivos de menor tamaño, aún no llegamos al nivel microcelular de la cadena ADN.

El ADN es capaz de almacenar información miles de veces más compacta que los mejores dispositivos actuales de estado sólido para el almacenamiento de datos. Cada célula del cuerpo humano (con la excepción de los glóbulos rojos) contiene una secuencia de ADN de 3,200 millones de letras de longitud. tweet

 

Vida e información

Si nos comparásemos con un programa o hasta una computadora, descubriríamos que no tenemos mucha diferencia, como se muestra en la siguiente presentación:

 

 

Películas objeto de culto como Terminator y Matrix nos sumergen en mundos post-apocalípticos en los que el ser humano está al borde de la extinción, producto de su propia creación: las máquinas.

Cada vez abundan más los dispositivos, casas y edificios inteligentes. ¿Querrá algún día tu smartphone o tu smartTV conquistar a la raza humana?

 

photo credit: Onion cells 2 via photopin (license)

 

¿Qué te pareció esta entrada?

  • Interesante (0%)
  • Útil (0%)
  • Normal (0%)
  • Aburrida (0%)

Victor Tisnado

Actualmente se desempeña en el área de marketing digital y escribe sobre marca personal, tendencias digitales y otros temas que le apasionan. Siempre experimentando con las últimas tecnologías de desarrollo móvil y web.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterLinkedInGoogle PlusStumbleUpon